miércoles, 21 de abril de 2010

Michael en el museo de cera junto a su admirado Marcel Marceau (1997)



(Antes de empezar mi entrada de hoy, quería pediros por favor que os paséis por mi otro blog, Cerezas y Guindas, y leáis una pequeña historia acerca de un día muy triste como ha sido el de hoy. Gracias porque significa mucho para mí. Y a ver cuándo se termina esta horrible racha que estoy pasando, porque esto es inhumano.)



Esta entrada quiero dedicársela de corazón a Yoli (Moonlight), porque, al contrario de Marcel cuya baza era el silencio, ella sí que me ha regalado muchas, muchas palabras en forma de carta y con ellas llegó su cariño inmenso en unos momentos muy difíciles para mí. Gracias, Yoli.

"El silencio no existe… En el escenario habla mi alma, y ese respeto al silencio es capaz de tocar a la gente, más profundamente que cualquier palabra" (Marcel Marceau en una entrevista en 2003)



Ayer, 20 de abril, se cumplieron exactamente trece años de una efemérides muy bonita y emotiva por su significado y por las circunstancias que la rodearon.

El 20 de abril de 1997 Michael estaba en París, una de las ciudades que más amaba, para inaugurar una figura suya de cera en el Museo Grevin. Ni más ni menos que unos dos mil fans estuvieron a su lado para apoyarle y felicitarle. Pero la aparición sorpresa de otro fan más -porque era un gran admirador de Michael- y, sobre todo, ídolo de Michael desde que éste era pequeño, engrandeció mucho más ese acto que no hubiera pasado de ser un bonito homenaje más. La aparición inesperada para Michael del gran Marcel Marceau, el mayor mimo de todos los tiempos, convirtió el evento en algo mágico para nuestro dios Rey eterno.


Marcel, caracterizado de Bip, el popular payaso que creara en 1947


Marcel, considerado el mejor mimo del mundo, nació en Estrasburgo, Francia, el 22 de marzo de 1923 bajo el nombre de Marcel Mangel. Actuó como mimo en Alemania para las tropas francesas de ocupación al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Una vez pasado este período, estudió como actor en la escuela parisina de Sarah Bernhardt. Basándose en el vagabundo de Charles Chaplin, creó el famosisímo personaje de Bip, un payaso vestido con un ancho pantalón blanco, una camiseta azul con rayas en la pechera, sombrero tipo chistera con una enorme flor roja que representaba la fragilidad de la vida, y, por supuesto, su cara pintada de blanco. Su fama fue mundial y llegó a recibir el título de oficial de la Legión de Honor de Francia. Falleció en Cahors, Francia, el 22 de septiembre de 2007.

Dos años antes de la inauguración de la figura de cera, Michael había conocido a Marcel en Nueva York. Estaba muy contento de este primer encuentro, pues le unía a él además de la pasión por la interpretación, la admiración mutua que ambos profesaban a Charles Chaplin. Sin duda, Michael disfrutó de este momento, pero no podía disimular su increíble gran timidez:



Ahora, dos años más tarde, maestro y alumno compartían escenario. Esta breve grabación corresponde a la inauguración de la figura de cera de Michael en el Museo Grevin. Marcel estaba caracterizado como su personaje Bip:



Cuando Marcel falleció el 22 de septiembre de 2007, Michael realizó las siguientes declaraciones a la revista Jet. Aunque es evidente la influencia de Marcel en muchos de sus pasos coreográficos, por ejemplo en el Moonwalk, Michael negó que lo copiara directamente del mimo francés: "Mucha gente ha dicho que yo había copiado de él mi Moonwalk, pero eso no es cierto, pues me inspiré en los niños negros del ghetto y en sus movimientos bailando, adaptándolos a mí. Por supuesto he aprendido muchísimo del gran Maestro Marceau, y sigue siendo uno de mis modelos. Verlo actuar siempre ha sido genial. Yo estaba muy a menudo en las actuaciones de Marcel Marceau, incluso antes de Off the wall".

Sonriendo, añadió Michael en la entrevista:

"Una vez entré sin que el público lo advirtiera, me fui a sentar entre el público, y lo vi desafiar las leyes de la gravedad, como si flotara. Tomé algunas de sus acciones y decidí incorporarlas a mis bailes".

Pues... bendita la hora en que lo hiciste, Michael. :-)) 

Marcel había inaugurado en París, en 1978, una escuela de mimo, y en este vídeo habla de Michael a sus alumnos, contando alguna anécdota sobre él (lástima de que no lo sepa traducir. ¿Alguien se atreve? :-)). Además podemos ver algunos pasos fruto de esa inspiración mágica del maestro hacia el alumno.




Ahora os muestro una galería de fotos del día de la inauguración de la figura de cera.

Aquí tenemos la llegada de Michael al museo, antes de entrar. Dos mil fans rugían literalmente al ver a su ídolo, que lucía un abrigo largo de corte militar encima de una casaca corta también de ese estilo, camiseta blanca, pantalones negros, cinturón con hebilla metálica en forma de águila, botines, fedora... y gafas, claro :-))):










Michael tuvo tiempo para saludar, sonreír y abrazar a una chica discapacitada:








Me encanta la siguiente secuencia de fotografías. Michael acababa de ser padre por primera vez, e, independientemente de que siempre le han encantado los niños, se le ve especialmente feliz de atender, sonreír y cargar en brazos a esta adorable francesita que se acerca para darle un regalo. No os perdáis la carita de felicidad de ambos mientras él la lleva en sus brazos:






















Dicen que una imagen vale más que mil palabras...


Los fans le piden a Michael que se quite el abrigo, y deje ver ese "cuerpín" (Beackson dixit,,,) :-)))



Una vez desembarazado del abrigo, continúa la entrega de regalos por parte de sus devotos fans antes de que entre al museo.  Me encanta el cartel de Peter Pan por razones obvias :-)))))







Michael sigue saludando a sus fans y firmando autógrafos antes de descubrir la figura de cera con su imagen... y de descubrir que dentro le esperaba, por sorpresa, su querido Marcel Marceau:








Michael parece decir aquí: "Por favor, dejadme entrar que me están esperando"... :-))


Fotos del interior del museo, donde se celebró el acto de inauguración de la figura. Menos mal que esta al menos se le parece más que otras repartidas en otros museos del mundo, y que son infames (lo traeré a La Cajita)... aunque sinceramente me recuerda más a su doble E-Casanova, que al propio Michael. Pero ya os digo que esta al menos se salva de la quema. Marcel y Michael compartieron unos momentos muy dulces, tiernos y agradables sobre el escenario. Marcel aquí tenía, por cierto, ni más ni menos que 73 años.














Me encanta la carita aquí de nuestro Mike observando atentamente la figura. ¿Qué pensaría de ella?













Dos hombres que adoraban el escenario. Dos hombres que sentían pasión por un ídolo común: el excepcional Charles Chaplin. Dos hombres que se movían de forma asombrosa desafiando las leyes de la gravedad. Dos hombres cuyo fin era, interpretando, hacer felices a millones de personas. Marcel y Michael, Michael y Marcel.


4 comentarios:

TINK-SONIA dijo...

Que ternura despierta Marcel y su personaje,no me extraña que MICHAEL lo adorara.La foto de MICHAEL con la niña sonriendo es una preciosidad.
besicos,Belen.

Billie Jean dijo...

hay fotos en que Michaeñl está resplandeciente, se nota su reciente paternidad, su cara lo dice todo, pero preguntas que pensaría cuando está mirando la figura de si mismo?te lo digo yo:
-vaya caquita!!
Eso es lo que cre que pensaba en ese momento, porque la figura se las trae eh! no había titanlux más blanco???joer.
un besote

Ryoga dijo...

lo bueno de michael es que siempre se fijaba en los mejores para aprender y luego adaptaba las cosas para pasarlas a su estilo y hacerlas aún mejor,pero eso no es copiar,no se porque hay gente que le critica por eso.
Marcel Marceau era un crack,me parece que era un artista genial

SILVIA dijo...

Belén, antes de nada darme mi más sincero pésame por la muerte de tu amigo y maestro. Lo siento mucho. Es cierto que hay épocas en que parece que todo sale mal. En fin, piensa que a partir de ahora todo va a salir bien, por que te lo mereces.
En cuanto a la entrada de hoy, ME ENCANTA!! Que complicidad la de Mike y Marcel, son dos grandísimos genios.
Y la foto en la que sostiene a la niña.., es tan tierna!parece su hija.
En cuanto la figura, coincido con Billie, es un churro!!, jaja. No me gusta nada y creo que Michael pensó lo mismo.