viernes, 26 de marzo de 2010

35 minutos de su tiempo


¿Os suena Benny Hill? Durante la época de principios de los ochenta, sus disparatados gags persiguiendo a chicas ligeritas de ropa, como si fuera un sátiro salido, hacían furor en España, y se emitían a su vez en las televisiones de medio mundo. Inolvidable la melodía del programa que le dio más fama, "The Benny Hill Show":



De hecho, en internet circula esta peculiar versión de Thriller a ritmo de Yakety Sax, la trepidante canción del Show... XD



Benny Hill, nacido en Southampton (Inglaterra), en enero de 1924, se inició en el mundo del espectáculo en 1941, inspirado por su abuelo, gran amante del music-hall y las variedades. En 1955 se estrenó en la BBC el que sería su gran bombazo durante muchísimos años, El show de Benny Hill. El programa se emitió en la BBC hasta 1969, fecha en que pasó a emitirse por la Thames Television, hasta 1989.

Yo recuerdo haberme reído mucho con doce o trece años viendo este programa, pero en ese momento no entendí de lo que se acusó al humorista años más tarde: que era un espectáculo muy sexista, donde las mujeres eran meros elementos decorativos, y donde sólo salía la faceta del humorista como la de un hombre salidísimo que soñaba con dar un cachete en el trasero a las chicas, o las perseguía de forma obsesiva mientras ellas corrían en bikini.  De hecho, su biógrafo, Mark Lewisohn, ha afirmado que en Gran Bretaña es tabú nombrar a Benny Hill, y sus programas raramente son repetidos en las televisiones. Además, en 2007, sus programas fueron eliminados de la televisión británica, aduciendo que tenían una gran carga machista. Y sí, puede que lo fueran, y reconozco que algunos chistes eran verdes y picantones, pero era el humor imperante de la época y yo opino que cada cosa tiene su momento, y no por ello tiene que borrarse de la memoria colectiva. Pero bueno, ellos sabrán...



El caso es que tanto Michael como Benny se admiraban mutuamente, y además les unía un nexo común: ambos adoraban a Charles Chaplin. El genial "Charlot" tenía muchas cintas de vídeo con los trabajos del cómico inglés, y su representante y él fueron las únicas personas ajenas a la familia Chaplin que pudieron acceder a su estudio privado.

A Benny, debido, entre otras causas, a su obesidad, le dio un ataque al corazón el 11 de febrero de 1992. A pesar de que los médicos le recomendaron una operación, el artista se negó. Y estuvo ingresado en el hospital unos días hasta que estuvo lo bastante recuperado como para volver a su casa. Vivía solo, pero al menos era su hogar y no un frío centro hospitalario.

Pero entre tantas pruebas, inyecciones y análisis, algo llenó de alegría al deteriorado corazón de Benny. Su admirado Michael Jackson estaba de visita en Gran Bretaña desde el 19 de febrero, y el día 22, la jornada más importante de Michael en Londres, porque fue cuando firmó el contrato con las próximas fechas del tour Dangerous, encontró tiempo para acercarse al hospital Royal Brompton a verle. Michael llevó a Benny un ramo de flores y estuvo junto a su cama durante 35 minutos, dándole ánimos y rememorando algunas anécdotas de la grabación de los programas. Seguramente también Michael le contó que cuando era pequeño, en una de tantas entrevistas que le hicieron a principios de los setenta, le soltó a un asombrado crítico británico de música: "¡Me encanta tu Benny Hill! ¡Es tan divertido!"


Michael y Benny saludan a la cámara en el hospital Royal Brompton. Michael imita el saludo de uno de los personajes más conocidos de Benny, el marinero Fred Scuttle. ¡Grande, Michael!


Benny falleció el 19 de abril sentado en la butaca de su salón, delante de una tele que se quedó encendida, aunque como vivía completamente solo, hasta el día 24 la policía, alertada por los vecinos, no accedió a la vivienda y halló el cadáver del cómico. Al pobre lo saquearon en su tumba porque se rumoreó que había sido enterrado con muchas joyas y oro. Y tuvieron que darle otro entierro digno, en esta ocasión con una losa bien sólida, a prueba de ladrones. Por cierto, tenía siete sobrinos que se repartieron los diez millones de libras que dejó como herencia, pero que yo sepa, no apareció ninguno por su casa para acompañarle en sus últimos días, tan enfermo como estaba... Es para reflexionar.

Me consuela y me enorgullece, una vez más, que una megaestrella como Michael se tomara 35 minutos de su tiempo para llevar flores y acompañar a  un hombre que estaba completamente solo y que murió también completamente solo. Al menos fue un dulce bálsamo para el roto corazón de Benny Hill, pocos días antes de que nos dejara del todo. Machista o no, a mucha gente, entre ellas a Michael y a mí, nos hizo reír muchísimo. Y con eso me basta y sobra.

5 comentarios:

diosa Astarté dijo...

A mí me trae grandes recuerdos. Me encantaba Benny Hill, aunque ahora quede políticamente incorrecto decirlo por aquello del machismo. Pues que quieres que te diga, me hartaba de reir cuando le daba esas palmaditas rapidísimas en la calvita del viejo bajito. No sabía que su final había sido tan triste. Me da pena que los ingleses se avergüencen de él. ¿Pues sabes qué?, gracias a Benny muchos niños de la época tuvimos curiosidad por conocer aquella tierra e incluso en mi caso, idealicé aún más a la ciudad de Londres. Además, si de perseguir a muchachitas ligeritas de ropa se trata, aquí en España tuvimos a Juanito Navarro, Fernando Esteso y Pajares....un largo elenco, diría yo. En fín, y nuestro querido Michael....ains, pa comerselo. Siempre pensando en hacer el bien a los demás. ¡¡Cómo me gusta!!

Ryoga dijo...

yo de peque veia su show y de aquella recuerdo me hacia gracia,ahora ese tipo de humor no me llama nada la atención.
sabia que benny y michael se conocian porque ya habia visto las fotos de su encuentro (yo tengo otra en la que aparecen señalandose con el dedo mutuamente) pero no sabia las circustancias en las que se conocieron.seguro que la visita de Michael le agrado mucho

Sandra dijo...

Es irónico que Michael teniendo por muchos años una imagen tan sana y casi infantil, admirara el programa de Benny Hill, machista y de chistes tan picantes. Quien sabe si de ahí sacó esa costumbre suya de dar nalgadas a las chicas! ja ja ja. A mi también me encantaba Benny pues a pesar del tema sexista, era creativo e inteligente, y la influencia de Chaplin, uno de los ídolos de Mike, es notable.Como dice Diosa, yo también me partía de risa con las palmadas al viejito, hasta ahora lo hago a veces con mi hermano! ja ja.

TINK-SONIA dijo...

Con esa carilla cachonda era imposible no reirse,a mi me encantaba esos cachetes que daba en la calva de su compañero,son geniales.Cuando vi la foto hace años me encantó verlos juntos y no me extraña nada que a MICHAEL le gustara,porque EL tenía un sentido del humor genial como todo en EL.
Ha sido un Post muy divertido Belen.

Guinda de Plata dijo...

Yo no creo que hoy en día me tragara un capítulo entero -aunque no lo sé, la verdad-, pero me reí mucho en su momento y por supuesto me sigue haciendo mucha gracia cuando le da las palmaditas al viejecillo en la calva. Por cierto, ese actor se llamaba Jackie Wright, y me parece justo poner aquí su nombre, pues también nos hizo reír mucho. :-)