miércoles, 24 de febrero de 2010

Un tesoro más en La Cajita




No sé siquiera si fuera está lloviendo o hace frío. Me da igual. Sólo sé que es de noche. Es tarde, sé que tengo que dormir. Mañana me espera el despertador, levantar a mi niña, vestirla, llevarla al aula matinal, corriendo para el bus, mp4 con Michael zumbando en mis oídos como un espléndido taladro que termina por despertarme y me espabila para el resto de la jornada, compro la prensa, subo a la oficina, siete horas delante del ordenador, la mente vuela de vez en cuando y recuerdo su sonrisa, sus ojazos de bambi, lo absurdo de su ausencia, lo triste que me sentí aquel primer fin de semana sin él viendo un vídeo tras otro en la tele... Vuelta a casa, camino del bus, de nuevo el mp4, cambio esta, ahora esta no me apetece, me apetece esta otra y cuando acaba la pongo de nuevo, canturreo por lo bajini, alguien me mira y me juzga sin conocerme: "Está loca", me da igual, me importan tres pepinos lo que piense la gente, y, al contrario, más orgullosa me siento de que sepan que me gusta Michael, su música, su voz, sus gestos de amor para con el mundo, para con los niños, para con la naturaleza... Vuelta a mi casa, a mi niña, a mi vida. Por la noche, vuelta a mi blog, a mi Cajita, a mi refugio donde leo, comparto, investigo, redacto, edito, corrijo, esto no me gusta como quedó, aquí me falta un dato que me encantaría encontrar, busco en este libro, ¿dónde narices estaba esa fecha, que no me acuerdo ahora? Miro  una web, otra, otra más, la otra me lleva a otra, un vídeo me lleva a otro, anda, qué grabación más poco vista, acumulo datos, hacen falta fotos para ilustrar esto, si no se queda cojo, qué guapísimo estaba aquí el jodío, pero mira qué pedazo de foto para ilustrar el principio de la entrada, este vídeo me gusta para el final, este no lo puedo incrustar, no tiene el código embed, mecagoentóloquesemenea, me encantaría colgar este vídeo y no hay forma, busco y rebusco en San Google Bendito a ver qué programa me lo puede permitir, lo intento, prueba fallida, otra vez, de nuevo a la porra, al final me rindo y pongo el enlace, que es lo mismo, pero no es lo mismo.  Cuelgo la entrada, reviso que todo esté bien, cada coma, cada punto, cada vídeo que cuelgo, cada Michael en negrita para resaltar su nombre maravilloso. Suena She's out my life con tan sólo una guitarra y su voz, y me siento envuelta por él y por su magia. Me noto una lágrima bajando hasta la comisura de mis labios. Saco la punta de la lengua, la pruebo, y es salada como salada es su sonrisa eterna.

Fuera no sé si llueve o no, o ni tan siquiera si hace frío. La verdad es que me da igual. Sólo sé que una noche más, he guardado un tesoro en La Cajita. Lo hice para mí pero me encanta compartirlo con muchos otros. Ahora toca ir a la cama y soñar (soñar, una noche más) con Michael...


11 comentarios:

MJsiguevivo dijo...

www.lamuertedemjesmentira.blogspot.com

Sandra dijo...

Un beso y un abrazo muy fuerte Guinda, que bello tu post, muy lindo. No sé que más decir, que se puede decir, nada. Pero ahí estamos a tu lado, siempre.

Dr.Krapp dijo...

Si te sirve está bien, pero recuerda que el mundo es muy grande para ir detrás de una única luz.

Billie Jean dijo...

joer Guindita!!!!!! estás empeñada en hacernos llorar eh! pues mira como lo consigue la jodia...ya sabes que yo soy de lágrima más facilona últimamente...
precioso este homenaje, el video incrustado es una maravilla, gracias por ponerlo.
Un besazo guapa!

Sandra dijo...

"mecagoentóloquesemenea" ja ja ja me haces reir, me encanta como hablan los españoles... que me caes cada día mejor, mija.

diosa Astarté dijo...

Belencita guapa, no tengo palabras. Sólo un nudo en la garganta. La voz de Michael, siempre me llega al corazón, pero, cuando canta una balada, y sobre todo, esta preciosidad, con el acústico de una guitarra....Hermoso. No hace falta decirte que he llorado viéndolo, al igual que la mayoría imagino. Un beso muy fuerte. ¡Larga vida al Rey!

Guinda de Plata dijo...

MJsiguevivo: Claro que sí, que sigue vivo. En nuestros corazones. Y siempre seguirá vivo entre nosotros. Pero ya está. Como diría Mike: This is it (Esto es lo que hay). Por favor, hay que aceptar de una vez que, por muy duro que suene, se nos fue de nuestro lado ese maldito 25 de junio. Y no hay que darle más vueltas.

A los demás, muchas gracias. A mi Doctorcito: no dudo en absoluto que el mundo sea grande como para seguir una sola luz... pero hoy por hoy, a pesar de que lo comparto con muchas otras cosas, mi luz es Michael. No creí en su momento que le pudiera echar tantísimo de menos. Pero sí.

Falita, a ti que te voy a decir... ¿Por qué creías que esta tarde, mientras veíamos los vídeos de Michael, no te desvelaba cuál era el contenido de hoy de La Cajita? Porque quería darte una sorpresa, mujer...

SILVIA dijo...

Otra que se une al club de las lloronas!jaja. Que emoción más grande escuchar esta canción.
L@s que estamos en la Cajita hacemos una cosa que no falta en el día, y es escuchar la música de nuestro Rey. Sea donde sea (autobús, coche, en casa..)nuestro ángelito nos acompaña siempre.
Belén, eres un encanto!!
BESITOS!!

Ryoga dijo...

que post más bonito,se ve lo importante que es Michael en tu vida. Yo me siento identificado con lo que escribes porque soy parecido

Guinda de Plata dijo...

Lo sé, Ryoga. Hoy vi bailar a Michael en This is it y me acordé mucho de ti, de verdad. Un beso.

Music and me dijo...

JODER COMO ESCRIBES!!!
Cuando éramos crios y teníamos ese amigo especial que compartia nuestras risas y nuestros problemas,sentíamos que era como nuestro confidente,nuestro hermano.Cuando yo era niño tenia este amigo especial y,no se muy bién donde lo vi (Creo que en "Las aventuras de Tom Sawyer")se pinchaban un dedo cada amigo,lo juntaban y desde ese mismo momento eran "Hermanos de sangre" para toda la vida.
Propongo a todos los lectores y seguidores de "La cajita" que nos convirtamos en "Hermanos de lágrima" ya que en este blog nos sentimos escuchados y sentimos que hay un vínculo(Aunque sea virtual y lejano)entre nosotros.
Para todo el que quiera ser mi "Hermano".Ahí vá...
UNA LAGRIMITA.
A ver cuantas conseguimos.