sábado, 13 de febrero de 2010

Luz en un corazón apagado



Hoy hace trece años, nació un ángel más. Vino a llenar de luz, de calor, de ilusión y cariño a una persona maravillosa que lo tenía todo, y no tenía nada, porque le faltaba lo que más ansiaba en esta vida, que era un hijo. Hoy hace 13 años que nació Prince Michael I.

No quisiera hablar hoy sobre si fue fruto de una inseminación artificial, o resultado de una relación natural, hoy no es el momento, ni creo que lo sea nunca. ¿Qué más da eso? Lo importante es que vino para cubrir un hueco enorme en el corazón de otro ángel que adoraba los niños y que desde muy joven tuvo claro que quería ser padre, hasta casi rayar la obsesión.




















Le vimos desde pequeño, rubio como un querubín, compartiendo juegos y canciones con su adorado padre y con su hermanita Paris con la que se lleva poco más de un año. Años después, llegó el precioso Blanket, otro hermano más para jugar y disfrutar con papi. Desafortunadamente, papá se fue demasiado pronto, cuando aún le quedaba tanto por vivir: seguir jugando con sus niños, verles crecer, ver cómo iban al instituto, a la universidad, cómo se iban haciendo mayores y descubriendo el amor, cómo iban protegiendo y fomentando el legado de amor, solidaridad y ecología que su padre sembró en sus respectivos interiores, como una dulce semilla.














Hace unos días vimos a Prince y a Paris en la entrega del Grammy póstumo a su querido padre. Nos sorprendió la madurez de ambos, la belleza de dos niños que cuando sean mayores, van a romper muchos corazones. Nos encantó el semblante sereno, la voz grave y el aplomo de un niño que empieza a ser todo  un adolescente y que, junto a su hermana, prometió seguir con la huella maravillosa de su padre.



Prince, feliz cumpleaños y gracias por nacer, por poner luz en el corazón de una persona excepcional que sólo veía oscuridad tras unas falsas, falaces y malvadas acusaciones que le hicieron mucho daño y que precipitaron años después un final que nunca debió llegar. Al menos tan pronto y de una manera tan cruel.



6 comentarios:

diosa Astarté dijo...

Muchas felicidades, mi querido príncipe, digno hijo del Rey. Que el universo entero te proteja a tí y a tus hermanos. Lleva siempre con orgullo el ser hijo de quien fuiste. Un beso muy fuerte.

TINK-SONIA dijo...

Seguro que le recuerdan cada día y en este día especial aún más,MICHAEL te añoramos todos tanto,besicos,Sonia.

jacksongirl dijo...

FELICIDADES MI PRINCIPE HERMOSO
Y QUE SEAN MUCHOS AÑOS MAS, QUE LLEGUES HASTA LOS 100
AUNQUE NO SEPAS DE NUESTRA EXISTENCIA QUE NUESTROS BUENOS DESEOS LLEGUEN A DONDE QUIERA QUE ESTES.
QUE TE LA PASES SUPER

SILVIA dijo...

FELICIDADES ANGELITO!!QUE DIOS TE PROTEJA. SIEMPRE SERÁS UN PRINCIPE. EL PRINCIPE DEL REY MÁS GRANDE Y BONDADOSO DE LA TIERRA, TU PAPA. OJALA TU LUZ BRILLE POR SIEMPRE JAMÁS.

Guinda de Plata dijo...

Gracias a todas... Preciosas vuestras sencillas y sentidas felicitaciones. Es cierto, es un digno hijo de su padre, El Rey.

Billie Jean dijo...

Felicidades Prince!!!tu papi te estará viendo desde el cielo, cada día, a cada momento y disfrutando de tu sonrisa y la de tus hermanos...no lo olvides, tu papi está siempre con todos vosotros y con nosotros, aquellos que tanto le queremos y adoramos por ser quien fue.
Un besito Prince y un beso Mi Rey Del Pop.