sábado, 27 de febrero de 2010

¡¡Felicidades, Liz, en tu 78 cumpleaños!!






My heart … my mind … are broken. I loved Michael with all my soul and I can’t imagine life without him. (Mi corazón... mi mente... están rotos. Amé a Michael con toda mi alma y no puedo imaginar la vida sin él. Elizabeth Taylor, 1 de julio de 2009)



Dicen de ella cuando era niña que, era tan, tan hermosa, y con una cara ya de mujer adulta, que inspiraba  una extraña inquietud. Dicen también que los ojos violetas son los más raros que existen, y que la probabilidad de que alguien los posea es mínima. A Liz la debieron bendecir los dioses el día en que nació, aquel 27 de febrero de 1932, porque fue considerada en su época la actriz más bella de todo el mundo. Y era poseedora de unos turbadores y espectaculares ojos de color violeta. No me extraña nada que Michael, eterno enamorado de la belleza, estuviera fascinado por ella.






Elizabeth nació en Londres, hija de emigrantes norteamericanos, que se volvieron a su tierra cuando la niña tenía tres años. Por tanto, es mucho más americana que la tarta de calabaza. Pero supone un gran orgullo para los británicos el que tan bella y talentosa actriz haya nacido en su tierra, por lo que fue condecorada Dame (Dama) por Su Graciosa Majestad la Reina Isabel, es decir, el equivalente a Sir.  Por eso no es raro encontrar muchos artículos donde se refieren a Elizabeth como "Dama Elizabeth". Porque, aparte de ser mujer, porque lo es por decreto de la Reina.




Conocida tanto por su belleza, como por sus grandes interpretaciones, como por su amor desmesurado a coleccionar joyas y maridos (se casó ocho veces, dos de ellas con el mismo hombre, el gran actor Richard Burton), Elizabeth forjó con Michael una curiosa y deliciosa amistad íntima que traspasaba barreras generacionales de edades muy distantes. No así en los sentimientos de ambos, pues los dos, como estrellas infantiles que fueron, se sintieron identificados el uno con el otro nada más conocerse, en la década de los ochenta. Y posteriormente, con ese enorme sentimiento filantrópico y solidario que tanto les identificó. Michael se convirtió en el confidente, el bastón, el apoyo de una Liz que, desde muy pequeña, tuvo una malísima salud y que ha sobrevivido a operaciones de corazón, de columna, graves neumonías... ¡incluso a un tumor cerebral!, y, aunque la veamos en sus últimas apariciones en silla de ruedas, aún conserva en sus preciosos ojos violetas la luz que tanto encandiló en su día a Michael.




Elizabeth y Michael se conocieron en 1985. A la vez que arrancaba el proyecto de Liz de fundación para la lucha contra el sida en Norteamérica, ambos coincidieron, ahondando a partir de ahí en una amistad cada vez más cómplice, más íntima, y que tanto bien le hizo a Mike. He leído de algunos fans que están a disgusto con ella porque la creen culpable de que a nuestro ángel eterno le gustara tanto el maquillaje, abusando incluso a veces de él, o que tuviera tanta obsesión por su físico. Sinceramente, no lo creo así. Michael era la más grande megaestrella mundial, de una inusitada proyección e imagen públicas, y era perfectamente lógico que, al igual que cuidara de sus composiciones, letras, músicas, bailes y puestas en escena, también quisiera sorprender con una imagen espectacular (independientemente de la dismorfia de la que ya hemos hablado en otras ocasiones).

Liz acompaña a Michael en la entrega de los American Music Awards en 1986
Para Liz no era nuevo ser la amiga de alguien tremendamente atormentado, aunque cuando conoció a Michael hablamos del año 85 y ahí todavía le quedaban unos años a nuestro Rey para tener que soportar tanta condena injusta. Poco a poco, como en una muerte lenta, irían llegando acusaciones, palabrería barata, basura y más basura y todo tipo de porquería. Liz estaría a su lado para apoyarle. Igual hizo muchos años atrás con el magnífico Montgomery Clift, un actorazo de los quitarse el sombrero y al que su homosexualidad reprimida a la fuerza (otros hablan de bisexualidad) en el Hollywood de los cincuenta atormentaba y angustiaba. Siempre estuvo Liz para tenderle la mano, siempre estuvo con él, incluso le salvó la vida cuando sufrió aquel terrible accidente de tráfico que le provocó cicatrices en la cara. Liz y Montgomery, que ya eran amigos desde la filmación de Un lugar en el sol, estaban rodando en 1956 El árbol de la vida, por la que precisamente ella obtuvo un Oscar. Liz dio una fiesta en su casa, y Montgomery, que curiosamente la llamaba Bessie Mae, montó en su coche. Se empotró desgraciadamente contra un poste de teléfono nada más salir, y, alertada por los gritos de un amigo, testigo del accidente, Elizabeth salió corriendo, y tuvo la sangre fría de quitarle dos dientes clavados en la garganta, para evitar que se ahogara y falleciera. A Clift le operaron de cirugía plástica reconstructiva y Liz estuvo a su lado para evitar que la prensa estuviera encima de él, molestándolo, no permitiendo fotos ni entrevistas hasta que no estuvo en su casa, mucho más recuperado. Liz, como digo, siempre estuvo apoyándole, incluso en el largo proceso en el que el actor abusó del alcohol y los calmantes, hasta su muerte, en 1966 (unos tres meses antes de que yo naciera, por cierto).

 

  

 



Y qué decir del guapísimo Rock Hudson. Otro gran actor que tuvo que enmascarar su homosexualidad en el puritano Hollywood de los cincuenta y sesenta casándose con su secretaria, una mujer a la que no quería. Salir del armario no era nada fácil, no, y menos para una estrella mundial, ejemplo de masculinidad y vigor varonil. Cuando Rock Hudson anunció en julio de1985 que tenía sida a causa de sus prácticas homosexuales de riesgo, el planeta tembló: por un lado Hudson tenía la valentía de salir del armario (aunque el rumor estaba ahí desde los años cincuenta), y por otra, lo hacía confesando que tenía algo que, por esa fecha, era algo que acababa prácticamente de conocerse (el primer caso de sida data de 1981 en San Francisco). Admitió que tenía sida y que iba a morir. Y fue uno de los primeros casos publicitados de dicho síndrome y, por supuesto, de una estrella de ese nivel, conocida a nivel mundial. Pues Elizabeth, en tan delicadas circunstancias, también supo estar a la altura y apoyó a su amigo y pareja profesional en varias películas.

 

 
 Qué guapo... Me recuerda en su mirada a Mike en el gif de la derecha de Stranger in Moscow...


La relación de Liz con Michael fue tan, tan intensa, que hoy sólo quería daros una pequeña pincelada sobre esta bella mujer que tan feliz hizo a Michael. Por supuesto, poco a poco, y si no esto se convierte en un tocho intragable, iré trayendo homenajes, entregas de premios, salidas, encuentros de ambos, la presencia de Liz en la grabación de Captain Eo... Incluso su pena inmensa tras la ausencia de Mike... Naturalmente, no puedo obviar hoy, en esta entrada especial por su cumpleaños, que fue ella quien acuñó el término "Rey del Pop, Rock y Soul" (abreviándose posteriormente a Rey del Pop), en la entrega de los Soul Train Awards de 1989, que ya lo analizamos en esta entrada de hace unos días. Y tampoco puedo olvidar que Liz fue la que pudo conseguir que Mike, a sus 35 años, viviera por primera vez la Navidad, o que Michael organizara todo en 1991 en Neverland para que su Elizabeth se casara con Larry Fortensky, actuando incluso de padrino (eso ya lo contaremos más adelante), o que Michael le quería tanto y estaba tan agradecido que le dedicó el vídeo de Liberian Girl o que aparecieron juntos en foto, formando parte del Dangerous... Son tantas vivencias, tantos recuerdos... Pero uno de los más emocionantes fue cuando Michael le cantó ese bellísimo Elizabeth, I love you, que nuestro Dios Rey había compuesto y que Liz oía emocionadísima. No es de extrañar, pues narra su llegada a Hollywood y habla de su infancia perdida, y, sobre todo, donde Michael le agradece su apoyo en momentos en los que se encontraba realmente solo. "Seamos fuertes", le dijo. Mike la estrenó el 16 de febrero de 1997, unos días antes del 65 cumpleaños de Liz, y tan sólo tres días después de haber sido padre de Prince, y en una brillante gala organizada por el cumpleaños de la estrella. Faltaban pocos días para que a Liz la operaran de un tumor cerebral benigno.



Michael se sentó en primera fila al lado de Elizabeth, para, en un momento determinado, abandonar su puesto para poder ofrecer a su amiga del alma la canción que había compuesto para ella. Es un tema que me recuerda muchísimo al que compuso y cantó para Sammy Davis Jr. en su cumpleaños, poco antes de fallecer.

 

 

 

 




Qué bonito tema, con ese sabor a musical americano, con esa subida poco a poco que al final estalla, qué simple y a la vez estudiada puesta en escena, con esa niña que representa a Liz con su abriguito y su maleta, dispuesta a ser una estrella de cine. Le empujó a serlo su madre, que quería la fama para ella, y vaya si la consiguió.



"Elizabeth, I Love You"

Welcome to Hollywood
That's what they told you
A child star in Hollywood
That's what they sold you
Grace with beauty, charme and talent
You would do what you were told
But they robbed you of childhood
Took your youth and sold it for gold

Elizabeth, I love you
You're every star that shines in the world to me
Elizabeth can't you see that it's true
Elizabeth, I love you
You're more than just a star to me

Lovely Elizabeth
You have surpassed them all
My friend Elizabeth
Learned to outlast them all
Many started back when you did
Lost their way and now they're gone
But look at you, a true survivor
Full of life and carrying on

This is your life
You seem to have it all
You reached your peak
They wanted you to fall
It's very sad, this world can be so bad
But though all the heartaches
When they put you down
You know you were the victor
And you earned the crown
It's like walking through the fire
Determinded to win
You were beating life's battles
Again and again

Elizabeth, I love you
You're every star that shines in the world to me
Elizabeth can't you see that it's true

Remember the time I was alone
You stood by my side and said:
"Let's be strong"
You did all these tings
That only a true friend can do

Elizabeth, I love you
The world knows your work now
I pray one day I'll be just like... you.




Dos grandes amigos que llegan a la gala donde Michael cantó Elizabeth, I love you




"Elizabeth, Te Quiero"

Bienvenida a Hollywood
Eso es lo que te dijeron
Una niña estrella en Hollywood
Eso es lo que te vendieron.
La gracia con la belleza, encanto y talento,
Tú hiciste lo que te dijeron
Pero te robaron la infancia
Tomaron tu juventud y la vendieron por el oro.

Elizabeth, te amo
Eres cada estrella que brilla en el mundo para mí
Elizabeth, no ves que es verdad?
Elizabeth, te amo
Tú eres más que una estrella para mí.

Adorable Elizabeth
Ha superado a todos
Mi amiga Elizabeth
Ha aprendido a sobrevivir a todos ellos.
Muchos comenzaron de nuevo cuando lo hizo
Perdieron su camino y ahora se han ido
Pero mírate, una verdadera superviviente,
Llena de vida y siguiendo para adelante.

Esta es tu vida
Parece que lo tienes todo
Has llegado a la cima.
Ellos querían que tú te cayeras,
Es muy triste, este mundo puede ser tan malo
Pero a pesar de todas las penas
Cuando estuviste abajo
Sabes que fuiste la vencedora
Y que ganaste la corona.
Es como caminar por el fuego
Determinaciones de ganar
Estabas luchando batallas de la vida
Una y otra vez

Elizabeth, te amo
Eres cada estrella que brilla en el mundo para mí
Elizabeth no ves que es verdad?

Recuerdo aquella vez que estaba solo.
Estabas a mi lado y dijiste:
"Vamos a ser fuertes"
Hiciste todas estas cosas
Que sólo un verdadero amigo puede hacer

Elizabeth, te amo
El mundo conoce tu trabajo ahora
Rezo para que un día sea como ... tú.







Por tu amistad sincera, por tu bella sonrisa, por tus bromas, por hacer que Michael se decidiera a celebrar la Navidad, por estar siempre ahí tendiéndole la mano a nuestro ángel... Elizabeth, we love you. Happy B-Day!!


6 comentarios:

Ryoga dijo...

me encanta Elizabeth,es la mejor de su generación.además gran persona y no es extraño que fuera la persona de máxima confianza de MJ,pues ella estuvo en los buenos y los malos momentos.hay es cuando se ve quien es amigo de verdad,en los malos momentos,los demás solo son oportunistas. MJ se dio cuenta y por eso la apreciaba tanto.

ya son 78 años y que cumpla muchos más,porque aunque ya este retirada del cine siempre esta bien verla en cualquier acto publico o cosas asi

TINK-SONIA dijo...

A mi su relación de amistad siempre me ha encantado,creo que se han querido y apoyado mutuamente y ella fué una muy buena y sensata influencia para El.Ella tb ha sufrido mucho en la vida y ahora perderle la habrá destrozado.Un beso Elisabeth.

Guinda de Plata dijo...

A mí también me encanta su relación y en absoluto me ha parecido que nunca le haya perjudicado. Yo creo que Michael muchas, muchas veces, ha llorado en su regazo y abrazada a ella, y que Liz ha cubierto muchas veces el papel de madre que en algunas veces, por la distancia o por lo que sea, no haya podido hacer Kate en ese momento.

Billie Jean dijo...

me encanta Elisabeth,siempre me ha encantado...es una mujer que ha pasado muucho y ahí sigue, al pie del cañon. también creo que en más de una ocasión le ha hecho el papela de madre a MIke,de compañera de juegos, de amiga y de confidente, una gran mujer, y Michael supo verlo en sus belloos ojos al instante, y como bien cuentas, ya desde un principio fueron casi inseparables.
Has dado una información increíble, como siempre. Te felicito guapisima!
La actuación de Elisabeth I love You cada vez que la veo lloro, como no?,es impactante verla alhora que Michael ya no está...preciosa canción, lo dice todo.

Guinda de Plata dijo...

Gracias Billie. Sí, la verdad es que esa interpretación es... sublime, no hay palabras. ¿Y ese pedazo de final sostenido, por Dios? Es digno de la garganta de un ángel.

Sandra dijo...

Se que mi comentario es tardío pero hace un par de días leí lo que dijo Jane Fonda -al parecer hace poco- sobre la tendencia de Michael a preferir la amistad de mujeres mayores y su devoción hacia ellas (Sofía, Liza, Shirley Temple, su obsesión con Jackie Kennedy, etc) Ella dice que en su caso Michael estuvo muy pegado a ella hasta antes de pegarse a Liz y que ella al principio no entendia si lo que quería Michael era protección de madre, una pantalla para tapar los rumores sobre su sexualidad, o si quería una mujer mayor que lo "enseñara" pero que con el tiempo simplemente asumió que el era un enigma. Y ella misma dice que no tiene idea del porque de la obsesión de Mike por las mujeres mayores. En un foro tuve una discusión fuerte con una persona que veía en la relación Liz-Michael la prueba de que Mike era gay, porque ella era una "protectora de gays". Yo creo que esa es una observación muy estrecha y fácil. Creo que mas bien Michael veía en las mujeres mayores a personas experimentadas, con quienes se podía tener una conversación seria, que podía entender todo por lo que él había pasado, que podían ser sus amigas sin lanzarse encima de él como las mujeres jóvenes (por ejemplo Madonna, quien fué su amiga un tiempo pero la presión sexual de ella lo incomodaba) Esas mujeres mayores eran sus amistades adultas. Mujeres mayores como su madre pero independientes (su madre será fuerte pero siempre fue obediente a Joe y en el fondo a Mike eso debía molestarle). Esa es mi idea.