domingo, 28 de febrero de 2010

La enternecedora historia de Michael y Leslie



La anemia de Fanconi es una de las más devastadoras enfermedades de la sangre que puede afectar a un niño. Y digo bien un niño porque principalmente son ellos las víctimas de esta cruel dolencia, que muchas veces desemboca directamente en leucemia. Una de las claves para su curación es un trasplante de médula ósea. Si necesitais más información, tanto para aclarar dudas como para haceros donantes de médula, la podeis encontrar aquí.

En marzo de 1973, Michael tenía 14 años y no sabía de la existencia de una dulce chiquilla de seis llamada Leslie Jo Robinette. Enferma de anemia de Fanconi, una enfermedad por aquel entonces conocida, pero con menos avances para su curación que ahora como es lógico, Leslie tenía un aspecto muy desmejorado: su frágil cabello era muy escaso, su barriguita estaba hinchada y se cansaba al menor movimiento. La dulce Leslie describía su enfermedad como "un pequeño pac-man (comecocos) que va persiguiendo toda mi médula ósea". Fue en aquel año, 1973, cuando Leslie junto a toda la familia Robinette, se trasladó a Seattle, donde ingresó en el por aquel entonces Hospital Ortopédico Infantil y Centro Médico, y actualmente Hospital Infantil a secas.

Como digo, en aquel momento los estudios sobre la anemia de Fanconi y los trasplantes de médula ósea no estaban tan desarrollados como ahora. Pero aún así, la apuesta de la familia fue valiente, y los padres autorizaron la delicada y experimental operación. Posiblemente Leslie Robinette era, en aquellos momentos, una de las pacientes más jóvenes del mundo en recibir dicho trasplante, que no era el único procedimiento de aquella lucha contra la enfermedad, ya que también hubo de recibir quimioterapia, radiaciones, y tomar una gran cantidad de medicación.

Pero aun siendo duro todo esto que cuento, lo que más agobió a la pequeña Leslie fue el gran periodo de aislamiento que hubo de soportar. Para una chiquilla de seis años no debe ser fácil permanecer tres meses aislada del mundo, de todo y de todos, a excepción hecha de médicos, enfermeras, tubos e inyecciones. Sólo le estuvo permitido a su madre permanecer con ella en la habitación, y la cría se comunicaba con sus hermanas a través de walkie-talkies. La peor noticia llegó cuando los doctores hablaron con los padres y les explicaron que hacían cuanto estaba en sus manos, pero que la salud de la chiquilla no mejoraba. "Después de que pasas por todo esto, estás cansado y sólo quieres irte a casa. Dejar de luchar por todo y tirar la toalla", dijo Leslie Robinette, hastiada de batallar por una mejoría que quizá no llegaría nunca.

Pero la pequeña Leslie, a pesar de su encierro forzoso, no había estado completamente aislada del mundo: los doctores le permitieron tener un pequeño tocadiscos esterilizado, y ahí la madre le ponía los discos de su grupo favorito: sí, los Jackson 5, en pleno éxito y popularidad.

Así pasaban los aburridos días, al menos con el consuelo de oír su música preferida, hasta que llegó el 7 de marzo de 1973. Ese día estaba la dulce Leslie mirando por la ventana de su habitación del hospital, y oyendo curiosamente Looking through the window, de los Jackson 5 (aquí un pequeño inciso: sé que en el disco windows está en plural, pero en todos los sitios que he visto el vídeo o la letra está en singular, y en singular me cuadra más con el texto, la verdad), cuando notó mucho alboroto de las enfermeras. Corrían histéricas por el pasillo lanzando pequeños grititos.

-"¿Qué pasa?"- le preguntó Leslie a su mami.
-"No sé, ni idea"- le contestó la sorprendida señora (imagino que fueron los padres los que organizaron todo. Ay, los papis y las mamis... ;-))

Este mismo disco es el que guarda Leslie como el más preciado tesoro y que oía aquel 7 de marzo, y que forma parte de su colección, al igual que...

...este calendario oficial de 1985

La chiquilla, repentinamente, miró hacia la ventana circular, tipo ojo de buey, de la puerta de su cuarto, que era lo único que le conectaba con el hospital, cuando, estupefacta, vio a los cinco chicos Jackson que le miraban sonrientes (yo hubiera dado dinero por ver ese momento :-)))))))

"Ellos me preguntaron a cuál de ellos quería ver, y yo les contesté que a Michael, que era el más mono y lindo"- cuenta Leslie riendo. (La verdad es que fue muy coherente en su elección. :-))))))

Leslie describió a Michael, "que estaba mucho más nervioso que yo", como un adolescente tímido pero sincero y con una increíble clase. Michael, que llevaba lógicamente mascarilla (seguro que la que muestro es la primera fotografía que le hicieron con una puesta), le regaló una lámina con una fotografía del grupo firmada por todos. Entonces le cogió la mano y le preguntó cómo se encontraba (ainsssssss).

Un precioso recuerdo firmado para Leslie de sus Jackson 5. La firma de Michael ya se iba pareciendo a la definitiva

"Hacía mucho tiempo que yo no tocaba a nadie que no llevara guantes, y vi pelo de verdad en lugar de un gorrito verde de quirófano con unos ojos debajo que me miran" -recuerda la chica.

La visita de los hermanos Jackson y en particular de Michael le hicieron mucho bien a la niña, pues a partir de entonces, la salud de la pequeña Leslie empezó a mejorar notablemente. Una de las hermanas de Leslie, Trine, ya de adulta, con 49 años, explicó que "por supuesto, no digo que él salvó su vida, ya que esto sería de locos, pero Michael le devolvió la voluntad y la fuerza para vivir, porque ella ya las había perdido".

Leslie fue mejorando paulatinamente, hasta que estuvo tan recuperada que le dieron el alta y volvió a la granja de sus padres en Greeneville, Tennessee, donde hoy continúa viviendo, ya con 42 años.


Cuántas veces habrá oído Leslie su disco de Thriller...

Pero todo no quedó ahí: cuando Leslie tenía 17 años, de nuevo se reunió con los Jackson.

En agosto de 1984 los hermanos Jackson estaban en pleno Victory Tour, y una de sus paradas era en Knoxville, donde iban a dar dos conciertos que tuvieron que ampliar a otro más debido a su enorme popularidad. Cada noche, unos cincuenta mil admiradores se reunían en el Neyland Stadium para asistir a los conciertos.

Unas fans mostrando orgullosas sus entradas para uno de los conciertos en el Nayland Stadium (Knoxville)

Una de las asistententes fue Leslie, a la que los Jackson habían regalado entradas para las tres sesiones.



La tercera noche, buscó entre bastidores al grupo para saludarlos y aprovechar para regalarle a Mike una tarjeta por su cumpleaños, en la que le escribió una bonita dedicatoria.

10 de agosto de 1984: los hermanos Jackson en acción en el primero de sus conciertos en Knoxville

"Le pregunté si me recordaba y él me dijo que sí. (recordemos que él en su encuentro con el director de orquesta David Michael Frank dijo que no le olvidaba jamás una cara; puedes recordarlo o leerlo por primera vez aquí). Le conté que yo cantaba en un coro y que conseguiría pronto mi faja lumbar cruzada (la necesitaba para la recuperación total de su espalda, al parecer). Michael le dijo entonces a su equipo de seguridad que era una invitada, por lo que vio el tercer concierto en un palco VIP justo al lado de la mamá Jackson, Katherine.

Leslie guarda un recuerdo chulísimo de aquellos conciertos. una cazadora bordada

Mike posa junto a una fan llamada Janet en el backstage de uno de los conciertos de Knoxville

Como Michael, Leslie es una gran apasionada de los animales. Está implicada en la fundación North American Riding for the Handicapped Asociation (Asociación Norteamericna de Discapacitados que montan a caballo), y se está entrenando para ser instructora. "Yo siempre supe que Michael y yo teníamos espíritus muy afines, porque crecimos sin poder ir a todos los sitios, y sin poder hacer las mismas cosas que los demás chicos".


Leslie estaba sentada en su mecedora favorita cuando su hermana Trine la avisó de la ausencia de nuestro Rey... y se trastornó muchísimo cuando empezó a ver las noticias, sobre todo las amarillistas y que decían tonterías y mentiras sobre Mike. Ambas hermanas se pusieron de acuerdo en afirmar que "la gente dirá lo que quiera ahora de Michael, pero nosotras sabemos que era un hombre muy bueno y deben saber que será recordado por todo lo que hizo. Y, por supuesto, por su música".

Otro de los entrañables recuerdos de Leslie. Me llama mucho la atención, a la izquierda, el titular: "El día que Michael lloró: No soy gay, me gustan las chicas" El pobre, toda la vida con lo mismo...

Cuando Leslie abandonó el hospital pediátrico tres meses después de su encuentro con Michael, los médicos pronosticaron que quizá podría vivir unos diez años más (recordemos que tenía sólo seis). En la actualidad tiene 42, mantiene una vida activa, incluso con su propia página de Facebook, y sigue luchando por vivir, ya que le han quedado secuelas de la enfermedad y mide sólo 1.40 m. de alto, y pesa 27 kilos. Pero sin duda, a pesar de su talla, es una enorme luchadora.



LOOKIN' THROUGH THE WINDOW

(Lookin’ through the window)
(Lookin’ through the window)
(Lookin’ through the window)
(Look, look, look through the window)
(Lookin’ through the window)

Lookin’ through the window
The window to your heart, oh baby, yeah
I can see it’s cloudy
The rain’s about to start

Lookin’ through the window (Lookin’ through the window)
It seems I caused your fears, yeah, yeah, yeah
And that little doubt girl (And your little doubt girl)
And now it’s bringing tears (And it’s bringing tears)

(Remember) Just remember whatever makes you feel that way
Don’t you worry ’cause I’m gonna stay
Right by your side (by your side)
To keep on lookin’ through the windows

Lookin’ in your eyes (Lookin’, lookin’ in your eyes)
(Lookin’ lookin’ in your eyes)

Lookin’ through the window (Lookin’ through the window)
Seems like the only way, yeah
I can know your feelings
If you still love me today

(Remember) Just remember whatever makes you feel that way
Don’t you worry ’cause I’m gonna stay
Right by your side (By your side)
To keep on lookin’ through the window
Lookin’ in your eyes (lookin’ lookin’ in your eyes)
(Lookin’, lookin’ in your eyes)

(Lookin’ through the windows)
(The window to your heart)
(Lookin’ through the windows)
(The window to your heart)



MIRANDO A TRAVÉS DE LA VENTANA

(Mirando a través de la ventana)
(Mirando a través de la ventana)
(Mirando a través de la ventana)
(Mira, mira, mira a través de la ventana)

Mirando a través de la ventana
la ventana de tu corazón, oh nena, si
puedo ver que está nublado
va a empezar a llover

Mirando a través de la ventana (mirando a través de la ventana)
parece que causé tus miedos, si, si, si
y esa pequeña duda chica (y tu pequeña duda chica)
y ahora vienen las lágrimas (vienen las lágrimas)

(Recuerda) y recuerda que cualquier cosa que te haga sentir así
no te preocupes porque voy a estar
justo a tu lado (a tu lado)
para seguir mirando a través de las ventanas
mirando en tus ojos (mirando, mirando en tus ojos)
(mirando, mirando en tus ojos)

Mirando a través de las ventana (mirando a través de la ventana)
parece ser el único modo, si
de conocer tus sentimientos
si aún hoy me quieres
(Recuerda) y recuerda que cualquier cosa que te haga sentir así
no te preocupes porque voy a estar
justo a tu lado (a tu lado)
para seguir mirando a través de la ventana
mirando en tus ojos (mirando, mirando en tus ojos)
(mirando, mirando en tus ojos)
(Mirando a través de la ventana)
(La ventana de tu corazón)
(Mirando a través de la ventana)
(La ventana de tu corazón)

La preciosa y angelical carita de un niño realmente especial, que hizo feliz a una niña también especial

sábado, 27 de febrero de 2010

¡¡Felicidades, Liz, en tu 78 cumpleaños!!






My heart … my mind … are broken. I loved Michael with all my soul and I can’t imagine life without him. (Mi corazón... mi mente... están rotos. Amé a Michael con toda mi alma y no puedo imaginar la vida sin él. Elizabeth Taylor, 1 de julio de 2009)



Dicen de ella cuando era niña que, era tan, tan hermosa, y con una cara ya de mujer adulta, que inspiraba  una extraña inquietud. Dicen también que los ojos violetas son los más raros que existen, y que la probabilidad de que alguien los posea es mínima. A Liz la debieron bendecir los dioses el día en que nació, aquel 27 de febrero de 1932, porque fue considerada en su época la actriz más bella de todo el mundo. Y era poseedora de unos turbadores y espectaculares ojos de color violeta. No me extraña nada que Michael, eterno enamorado de la belleza, estuviera fascinado por ella.






Elizabeth nació en Londres, hija de emigrantes norteamericanos, que se volvieron a su tierra cuando la niña tenía tres años. Por tanto, es mucho más americana que la tarta de calabaza. Pero supone un gran orgullo para los británicos el que tan bella y talentosa actriz haya nacido en su tierra, por lo que fue condecorada Dame (Dama) por Su Graciosa Majestad la Reina Isabel, es decir, el equivalente a Sir.  Por eso no es raro encontrar muchos artículos donde se refieren a Elizabeth como "Dama Elizabeth". Porque, aparte de ser mujer, porque lo es por decreto de la Reina.




Conocida tanto por su belleza, como por sus grandes interpretaciones, como por su amor desmesurado a coleccionar joyas y maridos (se casó ocho veces, dos de ellas con el mismo hombre, el gran actor Richard Burton), Elizabeth forjó con Michael una curiosa y deliciosa amistad íntima que traspasaba barreras generacionales de edades muy distantes. No así en los sentimientos de ambos, pues los dos, como estrellas infantiles que fueron, se sintieron identificados el uno con el otro nada más conocerse, en la década de los ochenta. Y posteriormente, con ese enorme sentimiento filantrópico y solidario que tanto les identificó. Michael se convirtió en el confidente, el bastón, el apoyo de una Liz que, desde muy pequeña, tuvo una malísima salud y que ha sobrevivido a operaciones de corazón, de columna, graves neumonías... ¡incluso a un tumor cerebral!, y, aunque la veamos en sus últimas apariciones en silla de ruedas, aún conserva en sus preciosos ojos violetas la luz que tanto encandiló en su día a Michael.




Elizabeth y Michael se conocieron en 1985. A la vez que arrancaba el proyecto de Liz de fundación para la lucha contra el sida en Norteamérica, ambos coincidieron, ahondando a partir de ahí en una amistad cada vez más cómplice, más íntima, y que tanto bien le hizo a Mike. He leído de algunos fans que están a disgusto con ella porque la creen culpable de que a nuestro ángel eterno le gustara tanto el maquillaje, abusando incluso a veces de él, o que tuviera tanta obsesión por su físico. Sinceramente, no lo creo así. Michael era la más grande megaestrella mundial, de una inusitada proyección e imagen públicas, y era perfectamente lógico que, al igual que cuidara de sus composiciones, letras, músicas, bailes y puestas en escena, también quisiera sorprender con una imagen espectacular (independientemente de la dismorfia de la que ya hemos hablado en otras ocasiones).

Liz acompaña a Michael en la entrega de los American Music Awards en 1986
Para Liz no era nuevo ser la amiga de alguien tremendamente atormentado, aunque cuando conoció a Michael hablamos del año 85 y ahí todavía le quedaban unos años a nuestro Rey para tener que soportar tanta condena injusta. Poco a poco, como en una muerte lenta, irían llegando acusaciones, palabrería barata, basura y más basura y todo tipo de porquería. Liz estaría a su lado para apoyarle. Igual hizo muchos años atrás con el magnífico Montgomery Clift, un actorazo de los quitarse el sombrero y al que su homosexualidad reprimida a la fuerza (otros hablan de bisexualidad) en el Hollywood de los cincuenta atormentaba y angustiaba. Siempre estuvo Liz para tenderle la mano, siempre estuvo con él, incluso le salvó la vida cuando sufrió aquel terrible accidente de tráfico que le provocó cicatrices en la cara. Liz y Montgomery, que ya eran amigos desde la filmación de Un lugar en el sol, estaban rodando en 1956 El árbol de la vida, por la que precisamente ella obtuvo un Oscar. Liz dio una fiesta en su casa, y Montgomery, que curiosamente la llamaba Bessie Mae, montó en su coche. Se empotró desgraciadamente contra un poste de teléfono nada más salir, y, alertada por los gritos de un amigo, testigo del accidente, Elizabeth salió corriendo, y tuvo la sangre fría de quitarle dos dientes clavados en la garganta, para evitar que se ahogara y falleciera. A Clift le operaron de cirugía plástica reconstructiva y Liz estuvo a su lado para evitar que la prensa estuviera encima de él, molestándolo, no permitiendo fotos ni entrevistas hasta que no estuvo en su casa, mucho más recuperado. Liz, como digo, siempre estuvo apoyándole, incluso en el largo proceso en el que el actor abusó del alcohol y los calmantes, hasta su muerte, en 1966 (unos tres meses antes de que yo naciera, por cierto).

 

  

 



Y qué decir del guapísimo Rock Hudson. Otro gran actor que tuvo que enmascarar su homosexualidad en el puritano Hollywood de los cincuenta y sesenta casándose con su secretaria, una mujer a la que no quería. Salir del armario no era nada fácil, no, y menos para una estrella mundial, ejemplo de masculinidad y vigor varonil. Cuando Rock Hudson anunció en julio de1985 que tenía sida a causa de sus prácticas homosexuales de riesgo, el planeta tembló: por un lado Hudson tenía la valentía de salir del armario (aunque el rumor estaba ahí desde los años cincuenta), y por otra, lo hacía confesando que tenía algo que, por esa fecha, era algo que acababa prácticamente de conocerse (el primer caso de sida data de 1981 en San Francisco). Admitió que tenía sida y que iba a morir. Y fue uno de los primeros casos publicitados de dicho síndrome y, por supuesto, de una estrella de ese nivel, conocida a nivel mundial. Pues Elizabeth, en tan delicadas circunstancias, también supo estar a la altura y apoyó a su amigo y pareja profesional en varias películas.

 

 
 Qué guapo... Me recuerda en su mirada a Mike en el gif de la derecha de Stranger in Moscow...


La relación de Liz con Michael fue tan, tan intensa, que hoy sólo quería daros una pequeña pincelada sobre esta bella mujer que tan feliz hizo a Michael. Por supuesto, poco a poco, y si no esto se convierte en un tocho intragable, iré trayendo homenajes, entregas de premios, salidas, encuentros de ambos, la presencia de Liz en la grabación de Captain Eo... Incluso su pena inmensa tras la ausencia de Mike... Naturalmente, no puedo obviar hoy, en esta entrada especial por su cumpleaños, que fue ella quien acuñó el término "Rey del Pop, Rock y Soul" (abreviándose posteriormente a Rey del Pop), en la entrega de los Soul Train Awards de 1989, que ya lo analizamos en esta entrada de hace unos días. Y tampoco puedo olvidar que Liz fue la que pudo conseguir que Mike, a sus 35 años, viviera por primera vez la Navidad, o que Michael organizara todo en 1991 en Neverland para que su Elizabeth se casara con Larry Fortensky, actuando incluso de padrino (eso ya lo contaremos más adelante), o que Michael le quería tanto y estaba tan agradecido que le dedicó el vídeo de Liberian Girl o que aparecieron juntos en foto, formando parte del Dangerous... Son tantas vivencias, tantos recuerdos... Pero uno de los más emocionantes fue cuando Michael le cantó ese bellísimo Elizabeth, I love you, que nuestro Dios Rey había compuesto y que Liz oía emocionadísima. No es de extrañar, pues narra su llegada a Hollywood y habla de su infancia perdida, y, sobre todo, donde Michael le agradece su apoyo en momentos en los que se encontraba realmente solo. "Seamos fuertes", le dijo. Mike la estrenó el 16 de febrero de 1997, unos días antes del 65 cumpleaños de Liz, y tan sólo tres días después de haber sido padre de Prince, y en una brillante gala organizada por el cumpleaños de la estrella. Faltaban pocos días para que a Liz la operaran de un tumor cerebral benigno.



Michael se sentó en primera fila al lado de Elizabeth, para, en un momento determinado, abandonar su puesto para poder ofrecer a su amiga del alma la canción que había compuesto para ella. Es un tema que me recuerda muchísimo al que compuso y cantó para Sammy Davis Jr. en su cumpleaños, poco antes de fallecer.

 

 

 

 




Qué bonito tema, con ese sabor a musical americano, con esa subida poco a poco que al final estalla, qué simple y a la vez estudiada puesta en escena, con esa niña que representa a Liz con su abriguito y su maleta, dispuesta a ser una estrella de cine. Le empujó a serlo su madre, que quería la fama para ella, y vaya si la consiguió.



"Elizabeth, I Love You"

Welcome to Hollywood
That's what they told you
A child star in Hollywood
That's what they sold you
Grace with beauty, charme and talent
You would do what you were told
But they robbed you of childhood
Took your youth and sold it for gold

Elizabeth, I love you
You're every star that shines in the world to me
Elizabeth can't you see that it's true
Elizabeth, I love you
You're more than just a star to me

Lovely Elizabeth
You have surpassed them all
My friend Elizabeth
Learned to outlast them all
Many started back when you did
Lost their way and now they're gone
But look at you, a true survivor
Full of life and carrying on

This is your life
You seem to have it all
You reached your peak
They wanted you to fall
It's very sad, this world can be so bad
But though all the heartaches
When they put you down
You know you were the victor
And you earned the crown
It's like walking through the fire
Determinded to win
You were beating life's battles
Again and again

Elizabeth, I love you
You're every star that shines in the world to me
Elizabeth can't you see that it's true

Remember the time I was alone
You stood by my side and said:
"Let's be strong"
You did all these tings
That only a true friend can do

Elizabeth, I love you
The world knows your work now
I pray one day I'll be just like... you.




Dos grandes amigos que llegan a la gala donde Michael cantó Elizabeth, I love you




"Elizabeth, Te Quiero"

Bienvenida a Hollywood
Eso es lo que te dijeron
Una niña estrella en Hollywood
Eso es lo que te vendieron.
La gracia con la belleza, encanto y talento,
Tú hiciste lo que te dijeron
Pero te robaron la infancia
Tomaron tu juventud y la vendieron por el oro.

Elizabeth, te amo
Eres cada estrella que brilla en el mundo para mí
Elizabeth, no ves que es verdad?
Elizabeth, te amo
Tú eres más que una estrella para mí.

Adorable Elizabeth
Ha superado a todos
Mi amiga Elizabeth
Ha aprendido a sobrevivir a todos ellos.
Muchos comenzaron de nuevo cuando lo hizo
Perdieron su camino y ahora se han ido
Pero mírate, una verdadera superviviente,
Llena de vida y siguiendo para adelante.

Esta es tu vida
Parece que lo tienes todo
Has llegado a la cima.
Ellos querían que tú te cayeras,
Es muy triste, este mundo puede ser tan malo
Pero a pesar de todas las penas
Cuando estuviste abajo
Sabes que fuiste la vencedora
Y que ganaste la corona.
Es como caminar por el fuego
Determinaciones de ganar
Estabas luchando batallas de la vida
Una y otra vez

Elizabeth, te amo
Eres cada estrella que brilla en el mundo para mí
Elizabeth no ves que es verdad?

Recuerdo aquella vez que estaba solo.
Estabas a mi lado y dijiste:
"Vamos a ser fuertes"
Hiciste todas estas cosas
Que sólo un verdadero amigo puede hacer

Elizabeth, te amo
El mundo conoce tu trabajo ahora
Rezo para que un día sea como ... tú.







Por tu amistad sincera, por tu bella sonrisa, por tus bromas, por hacer que Michael se decidiera a celebrar la Navidad, por estar siempre ahí tendiéndole la mano a nuestro ángel... Elizabeth, we love you. Happy B-Day!!


viernes, 26 de febrero de 2010

Michael, arena y fuego en el desierto



Siempre he adorado estas fotos de Michael. Se las hizo en 1991 y sirvieron para promocionar su álbum Dangerous, que, tras varios retrasos, por fin vio la luz en noviembre de ese año. Pero no sólo tuvieron ese cometido: todos aquellos que tengáis, como yo, el Dancing the dream, el precioso libro que reúne poemas, relatos y pensamientos de Mike, también encontraréis parte de estas fotografías en él. Y es mas: rizando el rizo, también esta sesión de fotos sirvió como base para publicitar unos televisores de la marca SONY. En estos vídeos utiliza como fondo la espléndida Black or White, una de sus canciones estrella.





Aquí teneis el enlace de otra versión ligeramente distinta de este mismo anuncio de SONY, con una calidad muy buena de imagen.

Y aquí, otra versión más, de las cuatro que lanzó SONY. Lo curioso es que he leído (no sé si es cierto), que estos anuncios de televisores nunca llegaron a estrenarse...





En todas estas imágenes vemos a Michael, en un set reconvertido en desierto, vestido de negro desde la cabeza hasta los pies. Lleva camiseta, camisa suelta desabrochada, pantalones y una especie de coquilla, un protector para proteger la zona pélvica que se usa en determinados deportes, como el boxeo, el esgrima, el kick boxing... Lleva botines en lugar de sus inigualables mocasines, y luce una larga y fantástica melena negra. Su pelo se adivina suave y tiene toda la pinta de oler bien rico... Bueno, Beackson, que tantas veces lo ha visto, ya me escribió una vez sobre su pelo. SPEECHLESS.

A partir de la página 136 de la nueva edición (2009) de Dancing the dream, podemos ver unas cuantas de estas fotos ilustrando un precioso poema de Michael: Heaven is here (El cielo está aquí):

HEAVEN IS HERE

You and I were never separate

It's just an illusion
Wrought by the magical lens of
Perception

There is only one Wholeness
One one Mind
We are like ripples
In the vast Ocean of Consciousness

Come, let us dance
The Dance of Creation
Let us celebrate
The Joy of LIfe

The birds, the bees
The infinite galaxies
Rivers, mountains
Clouds and Valleys
Are all as pulsating pattern

Living, breathing
Alive with cosmic energy

Full of LIfe, of Joy
This Universe is mine
Don't be afraid

To know who you are
You are much more
Than you ever imagined

You are the Sun
You are the Moon
You are the wildflower in bloom
You are the Life-throb
Theat pulsates, dances
From a speck of dust
To the most distant star

And you and I
Were never separate
It's an illusion
Wrought by the magical lens of
Perception

Let us celebrate
The Joy of LIfe
Let us dance
The Dance of Creation

Curving back within ourselves
WE create
Again and again
Endless cycles come and go
We rejoice
IN the intinitude of Time

There never was a time
When I was not
Or you were not
There will never be a time
When we will cease to be

Infinite Unbounded
In the Ocean of Consciousness
We are like ripples
In the Sea of Bliss

You and I were never separate
It's just an illusion
Wrought by the magical lens of
Perception

Heaven is Here
Right now is the moment
of Eternity
Don't fool yourself
Reclaim your Bliss

Once you were lost
But now you're home
In a nonlocal Universe
There is nowhere to go
From Here to Here
Is the Unbounded
Ocean of Consciousness
We are like ripples
In the Sea of Bliss

Come, let us dance
 The Dance of Creation
Let us celebrate
The Joy of Life

And

You and I were never separate
It;s just an illusion
Wrought by the magical lens of
Perception

Heaven is Here
Righ now, the moment of Eternity
Don't fool yourself
Reclaim your Bliss

--------

EL CIELO ESTÁ AQUÍ

Tú y yo nunca estaremos separados

Es sólo una ilusión
Causada por la mágica lente de la
Percepción

Sólo hay una Plenitud
Sólo una mente
Somos como ondas
En el vasto océano de la Conciencia

Ven, vamos a bailar
La Danza de la Creación
Vamos a celebrar
El placer de la vida

Las aves, las abejas
las infinitas galaxias
Ríos, montañas
Las nubes y los Valles
Son todos un patrón pulsátil

Vivir, respirar
Vivo con la energía cósmica
Lleno de vida, de alegría
Este universo que es mío

No tengas miedo
de saber quién eres
Eres mucho más
De lo que nunca imaginaste

Eres el Sol
Eres la Luna
Eres las flores silvestres en flor
Eres el palpitar de vida
Que late, que baila
Desde una partícula de polvo
A la estrella más lejana

Y tú y yo
Nunca estaremos separados
Es sólo una ilusión
Causada por la mágica lente de
la percepción ......


Me encanta la postura de Mike en estas fotos. Se ve superelegante, fino, como un bailarín de clásico. Delicado y sensual pero a la vez desgarrador. Su figura delgada, con esa ropa negra, es la silueta perfecta de ese fondo arenoso que no solamente vemos en las dunas, sino que lo envuelve como un halo misterioso. El baile de Mike en el desierto: fuego y arena.

jueves, 25 de febrero de 2010

En estos ocho meses...





Para tod@s, pero hoy, especialmente, para Billie Jean.



... que se cumplen hoy desde tu ausencia, han sido muchas las lágrimas de desesperación, tristeza y añoranza. Por eso hoy, como el mes anterior y como seguiremos haciendo cada 25, sonreiremos, te echaremos de menos con una de tus señas de identidad más preciosas, tu sonrisa, y celebraremos tu vida. Tu vida plena de cosas espléndidas, de magia en movimiento, de ese legado humanitario que dejaste, de ese poso de admiración que has sembrado entre los más pequeños (desde el cielo habrás sonreído viendo hoy la carita de asombro de mi hija viéndote bailar en This is it).

Sonreid, no os pongáis tristes. Michael nos acompaña de una de las maneras más adorables que sabe hacer, que nos derrite, que nos puede, que nos hace sonreír a la vez como si fuéramos su reflejo... Mike sonríe hoy para que no nos pongamos tristes.



















miércoles, 24 de febrero de 2010

Un tesoro más en La Cajita




No sé siquiera si fuera está lloviendo o hace frío. Me da igual. Sólo sé que es de noche. Es tarde, sé que tengo que dormir. Mañana me espera el despertador, levantar a mi niña, vestirla, llevarla al aula matinal, corriendo para el bus, mp4 con Michael zumbando en mis oídos como un espléndido taladro que termina por despertarme y me espabila para el resto de la jornada, compro la prensa, subo a la oficina, siete horas delante del ordenador, la mente vuela de vez en cuando y recuerdo su sonrisa, sus ojazos de bambi, lo absurdo de su ausencia, lo triste que me sentí aquel primer fin de semana sin él viendo un vídeo tras otro en la tele... Vuelta a casa, camino del bus, de nuevo el mp4, cambio esta, ahora esta no me apetece, me apetece esta otra y cuando acaba la pongo de nuevo, canturreo por lo bajini, alguien me mira y me juzga sin conocerme: "Está loca", me da igual, me importan tres pepinos lo que piense la gente, y, al contrario, más orgullosa me siento de que sepan que me gusta Michael, su música, su voz, sus gestos de amor para con el mundo, para con los niños, para con la naturaleza... Vuelta a mi casa, a mi niña, a mi vida. Por la noche, vuelta a mi blog, a mi Cajita, a mi refugio donde leo, comparto, investigo, redacto, edito, corrijo, esto no me gusta como quedó, aquí me falta un dato que me encantaría encontrar, busco en este libro, ¿dónde narices estaba esa fecha, que no me acuerdo ahora? Miro  una web, otra, otra más, la otra me lleva a otra, un vídeo me lleva a otro, anda, qué grabación más poco vista, acumulo datos, hacen falta fotos para ilustrar esto, si no se queda cojo, qué guapísimo estaba aquí el jodío, pero mira qué pedazo de foto para ilustrar el principio de la entrada, este vídeo me gusta para el final, este no lo puedo incrustar, no tiene el código embed, mecagoentóloquesemenea, me encantaría colgar este vídeo y no hay forma, busco y rebusco en San Google Bendito a ver qué programa me lo puede permitir, lo intento, prueba fallida, otra vez, de nuevo a la porra, al final me rindo y pongo el enlace, que es lo mismo, pero no es lo mismo.  Cuelgo la entrada, reviso que todo esté bien, cada coma, cada punto, cada vídeo que cuelgo, cada Michael en negrita para resaltar su nombre maravilloso. Suena She's out my life con tan sólo una guitarra y su voz, y me siento envuelta por él y por su magia. Me noto una lágrima bajando hasta la comisura de mis labios. Saco la punta de la lengua, la pruebo, y es salada como salada es su sonrisa eterna.

Fuera no sé si llueve o no, o ni tan siquiera si hace frío. La verdad es que me da igual. Sólo sé que una noche más, he guardado un tesoro en La Cajita. Lo hice para mí pero me encanta compartirlo con muchos otros. Ahora toca ir a la cama y soñar (soñar, una noche más) con Michael...


martes, 23 de febrero de 2010

Omer Bhatti



En la entrada del cumpleaños de Blanket hablo de Omer Bhatti, y Billie Jean, picada por la curiosidad, dice que lo nombro por segunda vez como hijo de Mike y que ella nunca había oído hablar de él. Me pregunta: "¿Quién es Omer? ¿Le puedes dedicar una entrada?" Tengo que reconocer que por un lado, me tentaba el hablar de Omer, pero por otro, no quisiera por Dios que creáis que caigo en la misma trampa de los tabloides: la especulación (y de hecho tengo en mente su canción Privacy). Se trata de mi opinión sobre un tema que está ahí y que plantea una pregunta  constante entre muchos fans de Michael.



 

  

 

 

  

 

Pues bien, sin ánimo de levantar polémica alguna, y dado que este es un blog personal, mi opinión (y la de cientos de fans de Michael) es que Omer Bhatti es el cuarto hijo de Michael, a pesar de que el propio Omer ha dicho que no lo es. Y encima, el mayor, el primero que tuvo. No tengo pruebas para demostrarlo, evidentemente y aclaro desde el minuto uno que no quiero ni mucho menos que esta entrada suene a una de estas campañas que se han desatado a raíz de su ausencia para demostrar que está vivo (¿?) o algo parecido . Sólo me baso en indicios: en su extraordinario parecido físico, tanto con Michael como con Blanket, y con Mike incluso a la hora de moverse bailando (aunque esto es evidente que puede adquirirse con el paso del tiempo, y más siendo nuestro Rey su mentor durante tantos años), en el estrechísimo contacto que mantuvo no sólo con Michael, sino con toda la familia Jackson, incluso en las horas amargas del homenaje en el Stapless Center, ocupando un lugar de honor en primera fila junto a  los hermanos de Michael (en concreto está al lado de Rebbie, que fue la que apoyó el que el chico ocupara ese lugar destacado).

 El 7 de julio, en el Stapless Center, en primera fila, junto a Rebbie

 Dos gotas de agua. A la izquierda, Blanket (7 años). Omer, a la derecha, con once años.

No quiero ni mucho menos con esto meterme en la vida privada de Michael. Sólo contestar a Billie y de paso mostraros un poquito qué supuso Omer Bhatti en la vida de Michael y en la de la familia Jackson. Era, sin duda, uno más en la familia. ¿Por qué? Y si realmente es hijo de Mike, ¿por qué Michael en el testamento afirma que sólo tiene tres hijos y ninguno más, ni vivo ni muerto?  ¿Sería para protegerle de la prensa? ¿Será que realmente Omer no es hijo suyo y este parecido es casual?


Dicen que Omer Bhatti Shamzad, un apuesto bailarín rapero de 25 años, que artísticamente se hace llamar O-Bee, es el fruto de una noche loca en 1984 entre Michael y una fan noruega, Pia Bhatti (45 años), que, tras la ausencia de Michael, dijo: "Para la gente fue El Rey del Pop, pero para nosotros fue mucho más que eso. Y no voy a discutir si Michael es el padre de Omer, no quiero discutir sobre eso". Lo cierto es que esta mujer, que yo sepa, siempre ha destacado por su prudencia y discreción. Si realmente tuvo una relación con Michael y de ella nació este niño, nunca lo sabremos, o al menos, de momento no lo hemos sabido de su boca. Todo no deja de ser mera especulación. Pia está casada con Riz Bhatti, que nunca ha dicho nada y que parece mantener por tanto ese enigma en el aire. Por cierto, ella es de raza blanca, y él  de raza oriental (es pakistaní), mientras que Omer es claramente de piel oscura, aunque de un tono claro, y valga la contradicción.

 
 Con Pia en Neverland

 
 Omer y Michael, a lomos de Gipsy, en Neverland

Pia, su marido Riz y Omer se mudaron a Neverland en 1997. Oficialmente, Pia era la niñera y Riz el chófer, y estuvieron allí durante ocho años. Actualmente viven a unos quince kilómetros de Oslo, aunque ella sale muy poco desde que sufriera una hemorragia cerebral.

 Los padres de Omer, Pia y Riz, en la actualidad

Al parecer, aunque no sé si son rumores o noticias ciertas, cuando Omer nació, Michael envió a Oslo a dos empleados para que ayudaran a la madre a cuidar del crío. Y no fue hasta cuando Omer cumplió doce años, que lo conoció en un hotel de Túnez. El chico bailó unos pasos para Michael, que se quedó impresionado. Años después, en 2001, Mike dedicó su álbum Invincible a un gran amigo de Omer, Benjamín Hermansen, que fue asesinado por los neonazis con sólo quince años.

El día del encuentro entre Mike y Omer en el hotel de Túnez

 
Lisa, tomando de la mano a Omer

  

  

  

  
 Omer también acude a clase de kárate con los niños Jackson

  

  

  
 ¿Los cuatro hermanos Jackson?

  

  
 

Todos recordamos cuando Omer, con 14 años, compartía regalos de Navidad en Neverland con Michael, unos amigos y Prince y Paris, un vídeo en plan totalmente familiar que ya traje aquí a La Cajita en época de Navidad. También seguro que habéis visto una foto impresionante de toda la familia Jackson reunida, y en la que aparece  Omer en un lugar destacadísimo, junto a Michael, y llevando, como otras tantísimas veces, a Blanket en brazos. Este es un detalle de dicha fotografía:



 

  

  

  

  

 
Omer, con su hermana y su novia

Siento si son sólo especulaciones por mi parte. Pero yo veo este vídeo, y veo a Blanket con tres años más, no veo a Omer Bhatti, y no sólo por la melena, ese precioso pelo negro tan limpio y brillante, es que son los mismísimos rasgos del pequeño Blanket. Se trata de un vídeo grabado en 1995, donde Omer , con 11 años, participa en el programa de pequeños talentos "Bravo, bravísimo", representando a Noruega. Por favor, mirad el vídeo con atención hasta el final. Y no os perdáis el minuto 1.47. El parecido con Blanket es, sencillamente, más que asombroso, sobrenatural.




Ya sabéis qué mal me cae Joe Jackson. Pero lo traigo aquí a La Cajita porque él mismo confirmó que Omer era el hijo de Mike. Sí, sé que de este personaje no hay que creerse nada, pero... ¿qué ganaría este hombre afirmando este rumor? En sus declaraciones, afirma que Omer es hijo de Michael, que es "un Jackson", y que es un excelente bailarín. Hombre, también ha dicho en otra ocasión que "yo nunca le pegué", con lo cual... Curiosamente, por internet también circula el rumor de que Omer podría ser hijo de Joe, y no de Michael. Por rumores, que no quede...



El canal de Youtube de O-Bee es ObeeGalaxy, y en él se pueden encontrar verdaderas joyas como esta asombrosa audición para un tal John M.Chu. ¿A quién os recuerda bailando? :-))



Aquí le seguimos teniendo en acción. El joío baila bien...



Aquí aparecen Mike y Omer (y otros miembros de la familia, entre ellos Katherine) en unas vacaciones en Sudáfrica, durante 1997. Omer llama a Michael "dad" (papá), aunque los que están en contra de la teoría de que Mike sea su padre, argumentan que otros niños amigos de Michael también le llamaban "daddy".



Quedaros con este curiosísimo vídeo y no os perdais por favor, casi al final, cuando está con un pequeño Mini Michael en brazos (dicen que su niño, con lo cual Michael sería abuelo, :-)), pero en realidad es su sobrinito, con hoyuelo incluido) y mira a la cámara, el minuto 3.53. ¿Os recuerda a alguien?



Existen muchos vídeos en internet sobre el parecido de Michael y Omer. Pero yo me quedo con este. El parecido con Mike y con Blanket es muy, muy grande, asombroso en algunas fotos. Para mí no cabe la menor duda. En mi modesta opinión, Omer es el hijo mayor de Michael. Si es así, ¿por qué no sacó esto a la luz pública? En primer lugar, pertenece a su vida personal, y en segundo, quizá no lo hizo para proteger al crío de los papparazzi. Quién sabe... y a quién le importa. Lo fundamental es que, sea o no su hijo, ambos fueron felices juntos durante muchos años. Ocho años que vivió Omer en Neverland, más todos los demás que compartieron juntos, hasta la ausencia de Michael. Por último, espero de corazón que nadie se haya molestado por haber metido esto en La Cajita. Pero, en mi opinión, debía hacerlo porque creo que Omer fue algo más que un simple amigo para Michael.