martes, 19 de enero de 2010

Hipócritas



No necesitas esconderte; no hiciste nada malo


El 11 de octubre de 1989, Michael vivió, según contó después en sus propias palabras, uno de los días más felices de su vida. Fue invitado a visitar su vieja escuela, en concreto el aula número 8 en el Gardner Street Elementary School en Los Ángeles. Allí realizó sexto curso muchos años atrás, y le invitaron para... bueno, mejor, empiezo desde el principio.

De todos es sabido que, debido al fuerte ritmo de trabajo y giras, los niños Jackson tuvieron que compaginar sus actuaciones y pocas horas de sueño con sus clases en la escuela. Tampoco pudieron llegar más allá, es decir, de obtener un diploma que equivaldría al bachillerato, y no sé si terminarían alguno de los mayores una carrera universitaria -creo que  no-, aunque empezar, la empezaron, al menos Jackie y Tito, o así se ve por lo menos reflejado en Los Jacksons: Un sueño americano, la miniserie que reflejaba la historia de los hermanos hasta que Michael se desvinculó del grupo. Jackie, Tito y Rebbie habían estado en el Roosevelt High School, y allí Michael hizo alguna que otra aparición cuando ya era una megaestrella. No es para menos: en el concurso para nuevos talentos de esta escuela, en 1965, ganaron el que fue su primer premio los entonces conocidos como Jackson Brothers o Jackson Family, interpretando My Girl, del grupo The Temptations. A partir de entonces se llamaron Jackson 5.




Años antes, en el otoño de 1963, un tiernísimo Michael de cinco añitos había entrado en la guardería del Garnett Elementary School en Gary, Indiana.




Allí fue donde poco después deslumbró a todos cantando a capella la versión de Climb every mountain (Escala cada montaña), de la película The sound of music (Sonrisas y lágrimas). Fue una interpretación tan brillante, tan emocionante, que padres y profesores, y, naturalmente, Katherine, terminaron de pie y sin parar de llorar. Esta emotiva actuación, que no se ha borrado de la memoria de aquellos que tuvieron la dicha de disfrutarla, fue la primera actuación de nuestro Michael, que, a partir de entonces, le arrebató el puesto de vocalista a Jermaine. Joseph lo vio clarísimo desde ese mismo momento.


Foto de su ficha escolar con cinco años: una verdadera monería, un muñeco Nenuco :-)))

Aunque Michael estuvo en estos colegios, en realidad, debido a su ritmo de vida, recibió más clases de tutores y profesores particulares que clases en un colegio normal. Especiales recuerdos guardó siempre de su tutora Rose Fine, que acompañaba a los chavales en las giras, y de hecho, en las subastas que tuvieron lugar hace pocos meses, había varios lotes de libros de Michael, y entre ellos me enterneció ver algunos dedicados por su querida señorita Rose Fine de su puño y letra.

Cuando no estaban de gira, los chicos Jackson que aún no tenían edad de ir al instituto, fueron al Gardner High School, donde Michael permaneció hasta sexto curso.



Y, posteriormente, Michael siguió estudiando hasta lograr su bachillerato (aunque por supuesto, nunca dejó de estudiar y leer, eso le encantaba. Incluso recibió un título Honoris Causa, pero de eso os hablo otro día). En 1976 estuvo en el curso preparatorio CAL, que por su edad imagino equivaldría al COU español, es decir, un curso preunivesitario. En el anuario, sale junto a Randy.






Pues bien, como decía al principio, ya de adulto, Michael tuvo la ocasión de vivir uno de los días más bonitos y felices de su vida el 11 de octubre de 1989. Fue invitado a visitar su vieja escuela, cuya dirección había decidido, en honor a Michael, dedicarle un homenaje y renombrar su auditorio "The Michael Jackson Auditorium". Sabiendo el amor de Michael por los niños, por su interés en su bienestar y educación, en que los niños amaran la música y la interpretación tanto como él lo hacía, no me extraña que ese día fuera un hombre realmente feliz.



Michael fue agasajado por el colegio, y, al finalizar su breve intervención, unos niños cantaron para él el We are the world. El remate del homenaje fue descubrir el nuevo nombre del rebautizado auditorio: The Michael Jackson Auditorium. El mundo entero reconocería aquel como el sitio donde aquel chiquito llegado del frío Gary, Indiana, había cantado y actuado en más de una ocasión. Michael pronunció un emotivo discurso en el que mencionó especialmente a sus antiguos profesores, Mrs. Gerstin y a su tutora Rose Fine, que acudieron también a esta inauguración.

Nuestro querido Michael finalizó el acto, entre los calurosos aplausos de todos, niños y mayores, alumnos y maestros, "adoptando" de cara a la opinión pública el centro escolar como algo muy querido, plantando unas rosas en su patio, y pagando de su propio bolsillo los sueldos de los profesores de música, y los programas de música que allí se implantaron.

Michael se fue de allí realmente feliz...

Le pagaron el 25 de noviembre de 2003, tapiando su nombre con una placa de madera contrachapada, tras las falsas acusaciones de abusos sexuales contra niños, placa que, a día de hoy, y que yo sepa, sigue tapándolo. HIPÓCRITAS. ¿A qué esperáis para desclavar de nuevo esa mamarrachada y devolver el brillo a esa placa con el nombre de Michael, esta persona que tan orgullosa estuvo de vosotros y a la que le debéis tanto? ¿No os bastó el veredicto de inocente del jurado de la Corte de Santa María? ¿Qué debió sentir Michael, en la soledad de su casa, cuando se enteró de esta horrorosa afrenta? ¿A que no os cabe ninguna duda de que lloró de dolor? HIPÓCRITAS. HIPÓCRITAS. HIPÓCRITAS.

(Para firmar la petición de que sean removidas las placas que ocultan ignominiosamente el nombre de nuestro inocente Dios Rey del Pop, acudid a www.mjjsupport.com/uncover. Allí encontraréis tanto la petición on line, como un logo que podéis imprimir para mandar físicamente una postal al colegio; es algo muy interesante y que yo creo que si nos unimos, puede dar frutos, a ver si se les cae la cara de vergüenza. A ver si de una puñetera vez acabamos con esta falta de respeto y de humanidad. A ver si de una puñetera vez logramos desclavarle los clavos con los que fue crucificado tan injustamente. A ver si algún día... Ojalá.)

3 comentarios:

Billie Jean dijo...

No te quepa duda que voy a entrar....está clarísimo que ahora mismo! fuera la placa!!!!
A tu "HIPOCRITAS" añado "DESGRACIADOS"...porque en realidad es lo que son por no darse cuenta que aquella acusación fue falsa, y más después sabiendo su inocencia por la boca de un jurado....no sé a qué esperan.
Un besito Guinda.

P.D: queguapisimo estba en esa época...ahí se notaba que era feliz...después de aquellas acusaciones sus sonrisas nunca fueron las mismas...sí, sonreía, pero se notaba que había dolor bajo ella....aún así su sonrisa es la más bonita y perfecta del universo...

TINK-SONIA dijo...

Gracias Belen por la información y por el enlace,ya he entrado para apuntarme.Es una verguenza y una pena.Desde luego sí EL lo supo debió se una decepción más,la de gente que le falló es increible.Besicos,Sonia.

SILVIA dijo...

¡Pero que rematadamente guapo estaba en esa época!. Además, se le notaba que estaba muy feliz y con una energía enorme. Desgraciadamente no sabia lo que se le avecinaba más tarde.
Desde luego que atajo de gente FALSA y SINVERGÜENZA. ¿Cómo le pudieron hacer eso?. No quiero imaginarme la profunda tristeza y desolación de nuestro ÁNGEL.
Yo por mi parte ya he firmado. Que todo el mundo se entere de la tremenda INJUSTICIA que se le hizo y se le está haciendo a Michael.
GRACIAS BELÉN.
BESITOS!!