sábado, 21 de noviembre de 2009

¡¡Yo quiero ir!!

Desde el 28 de octubre, día del estreno de This is it, hasta el próximo 31 de enero de 2010, los fans y seguidores de Michael están teniendo y tendrán la oportunidad de sentirse un poquito más cerca de su ídolo, de la mayor megaestrella mundial, del artista maravilloso que fue Michael Jackson.

Precisamente allá donde debía dar los 50 conciertos, es decir, en el Estadio O2 de Londres, todos aquellos que tengan la dicha de poder acercarse, tendrán la oportunidad de ver en "Michael Jackson: La exposición oficial", más de doscientos cincuenta objetos personales de Mike.







Desde chaquetas ya míticas, como las que vistió en sus conciertos o vídeos, hasta fotografías, sombreros Fedora, sus mocasines con el anagrama MJ en su interior, el famosísimo guante blanco que lució en su primer Moonwalker, en 1983, o el Roll Royce Phantom en el que paseaba por Los Ángeles junto a su adorada Elisabeth Taylor.

Como última curiosidad, también se podrán ver los trajes que Michael iba a lucir en los cincuenta conciertos de Londres. Parte de ellos ya los vimos en This is it, cuando nos los mostraban los diseñadores.




Aquí les dejo una pequeña muestra de la exposición, donde Miko Brando, guardaespaldas y, sobre todo, íntimo amigo de Michael, en el primer vídeo, y David Hogan, un fotógrafo que ha seguido a Michael por todo el mundo y es autor de muchas de las más famosas fotografías del artista, hacen de excepcionales guías. Están en inglés sin subtitular, pero no es muy complicado de entender.

Aquí está la visita virtual al sitio:

http://www.pinsane.com/pinorama/events/MJ_09/kr/

Sólo me queda una última reflexión: ¡¡Yo quiero ir!! -aunque sé que no podré... :-(((( - 

2 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

Vi la película el otro día y quede sorprendido. Estaba muy bien hecha y reflejaba a un Michael en plena forma, aunque la procesión fuera por dentro. Bailaba al mismo nivel que los bailarines y si no cantaba mejor era por reservar su voz. Sin embargo creo no podría haber realizado los 50 conciertos. Ni aunque tuviera 30 años lo hubiera hecho, era demasiado extenuante para un solo hombre.

Guinda de Plata dijo...

Exacto. Eso mismo fue, querido doctorcito, lo que le comenté a mi buena amiga Faly. Las dos opinábamos lo mismo... aunque también es cierto que los cincuenta conciertos irían algo espaciados, sobre todo en la zona media con un descanso de tres meses. Pero efectivamente era mucha tela. No olvidemos que aunque presentaba buena forma (eso sí, estando muy delgado, porque por lo visto comía muy poco), Michael tenía artritis y problemas en la espalda, además de su ya conocida dependencia a los fármacos por culpa de las malditas quemaduras del año 84, del anuncio de Pepsi. Eso fue una catástrofe, no sólo por las quemaduras en sí, sino por lo que trajo consigo, ya que el dolor le hacía tomar calmantes, a los que desgraciadamente "se tuvo" que aficionar.

A mí me parece un MJ en plena forma porque efectivamente, ni baila ni canta al cien y por cien y aún así, nos parece mágico. Imagínate en pleno concierto. He visto la peli tres veces en el cine y ojalá la hubiera podido ver cien veces más. Estoy deseando que salga el DVD, que lo hace en febrero, aunque el Blu-Ray traerá muchos más contenidos. SONY, cómo no, intentando sacar pasta de debajo de las piedras.

Gracias por entrar y comentar, doctorcito. Le debo una visita que tenía prevista para hoy y al final, buscando info sobre Mike, me lié. :-)