domingo, 27 de septiembre de 2009

Se abre la cajita de Peter Pan







Esto, amigo lector, aunque no te lo parezca, es una cajita. La cajita donde he querido guardar la música, las anécdotas, las pequeñas grandes historias de un maravilloso ser humano que siempre soñó con ser Peter Pan, su  personaje favorito, y nunca le dejaron. Hablo, naturalmente, de Michael Jackson.

No le dejaron de niño porque, aunque hacía lo que más le gustaba, que era imitar a sus grandes ídolos, especialmente James Brown, cantando, bailando y dejándose la piel, no pudo disfrutar de esa época maravillosa e inolvidable que es la infancia.

Se lo impidieron de adolescente porque siguió actuando, bailando, sudando debajo de los focos y trabajando duro, en vez de disfrutar de las piscinas, las chicas y la lectura. A la vez que iba cimentando la fama que consiguió de niño junto a sus hermanos bajo el nombre de Jacksons Five, se iba replegando más en sí mismo por su gran timidez -no incompatible con su vida profesional ni apariciones públicas- y por sus dos grandes complejos: una cara llena de acné y una nariz demasiado grande en una cara de finos rasgos. Si a todo ello le sumamos la crueldad de su padre Joseph, tirano que obligaba a los chicos a ensayar y actuar hasta desfallecer, y que no hacía más que meterse con la nariz de Michael o con sus granos, comprenderemos esa mirada triste que le acompaña en muchas, demasiadas fotos de la época, e incluso ya de adulto.

Y no le dejaron de mayor porque a pesar de ser el único, inigualable e increíble "Rey del Pop", y lo tenía todo -talento, fama, empatía por los débiles, dinero, el mundo a sus pies-, las lenguas afiladas y maledicentes, los malévolos chismes y los tabloides basura conformaron una especie de monstruo loco -"Wacko Jacko"- que no tenía nada que ver con él, pero que le hacían incompatible con la imagen idílica y dulce de Peter Pan, el niño que no quería crecer. Qué ironía que todos recogían aquellos supuestos abusos sexuales, de los cuales salió "No culpable", o su supuesta renegación de su raza por su cambio de color de piel, sin querer escuchar que era vitíligo, y ninguno sus innumerables obras benéficas, de caridad, donaciones, creación de fundaciones, ayudas a ONG'S, envío de toneladas de alimentos, ropa y juguetes a Sarajevo durante el periodo de guerra, donativos para niños con cáncer o para las operaciones de niños con enfermedades terminales, o el ofrecer su rancho de Neverland, cuajado de atracciones de feria y animales para niños enfermos de leucemia y otros tipos de cáncer. Ha sido el artista que más millones de dólares ha donado para obras de caridad: más de trescientos.

Michael ya no está con nosotros físicamente, pero nos deja su maravilloso legado de humanidad, talento, canciones y bailes inolvidables, pero, sobre todo, su sonrisa.

Seguro que Michael, que siempre soñó con ser Peter Pan, y nunca pudo conseguirlo, lo es ahora allá donde se encuentre.

Michael, dulce ángel, siempre estarás en mi corazón.

5 comentarios:

faly dijo...

Y en el mío. Es curioso, como alguien al que no has conocido físicamente, al que no has tratado, al que no has hablado ni tocado nunca, puede causar esta sensación de vacío en el corazón.
Mi adolescencia está cuajada de recuerdos relacionados con él. Con 14 años, lo idolatraba. Aún guardo con ternura una carpeta completamente forrada con sus fotos. El día que me enteré de su muerte, y cuando se celebró el memorial, lo tuve fuertemente abrazado. Quería que, no sé de que manera ni como, pudiera sentir los latidos de mi corazón apabullado ante tan grande tragedia. Todavía no puedo concebir que no está, es que no puedo....todo es tan triste.
Jamás sentí ésto con alguien que no fuera de mi familia o entorno. Pero que cosas digo...Michael era, es, parte de mi familia, parte de mi vida, parte de nuestras vida, ¿verdad, hermana?. Enhorabuena por esta casita tan especial.

Guinda de Plata dijo...

Gracias por tu bienvenida, ¡eres la primera visitante y espero que no la última! :-))

Sé cuánto significa MJ y su muerte para ti. Si yo lo he sentido, y lo sigo sintiendo, imagino lo que es para ti... Sé que habrá quien lea y no lo comprenda. Pero yo sí lo entiendo, y con eso me basta.

Un beso y sé que disfrutarás de la cajita, que iré llenando poco a poco... :-)

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Y yo seré la segunda?

Este tributo sale de tu ♥, se siente.

Besos y adelante con el proyecto!
Ferip

Guinda de Plata dijo...

¡¡Hola, Ferip, es un honor verte por aquí!!

Ahora mismo enlazo con tu blog y le pongo su banner.

Un beso desde España para una argentina maravillosa :-)

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Y este también lo veo perfecto.
Qué rarezas "internetarias"!!!